sexta-feira, novembro 10, 2006

Una reflexión por el panóptico

Catalina Vieira

Este ejercicio nace de una búsqueda de mucho tiempo.
He sentido que el cuerpo expresa muchas cosas, más allá de las
intensiones que ponemos en ellas.
Hay una sabiduría muy profunda que acompaña cada movimiento,
cada intento que se vierte en el mundo. Dentro de todo esto, nace
una obsesión sobre todo lo que restringe y límita .¿Como el vidrio
puede enserrar y abrir igualmente los espacios?, como la cultura
ha creado estructuras, de las cuales aveces ni nos percatamos
de su existencia. El panóptico aparece como una de ellas; un monstruo
que muchos ni siquiera han visto; pero a través del cual, todos somos
observados.
Este performance, ha sido una experiencia en la cual durante un lapso
de unos cortos y al mismo tiempo; largos 20 minutos, he ingresado
dentro de un espacio enmarcado por cuadrados, oficinas in-habitadas
que aparecen como vitrinas dentro de las cuales yo simplemente
dejo que mi cuerpo se exprese, desde de sus más impecables impulsos.


em [vertices y vertientes]


Sin_ttulo11_copia_2Sin_ttulo2_copia_1